UniNorte busca ser la universidad más inclusiva de Latinoamérica

Convertirse en la primera institución de educación superior de Latinoamérica en cumplir con todos los requisitos de accesibilidad para personas discapacitadas es la meta que persigue la Universidad del Norte a través de su programa Uninorte Inclusiva. El proyecto surge fruto de un convenio oficializado el pasado marzo durante la Cátedra Europa, entre la Universidad y la Fundación Once de España.

Uninorte Inclusiva busca promover la creación de entornos accesibles para personas con cualquier tipo de discapacidad, así como la adecuación de los espacios ya existentes en el campus, teniendo en cuenta que seis de cada diez colombianos tienen alguna discapacidad, y que las instituciones de educación superior son el espacio donde se forma profesionalmente una buena parte de esta población.

“La primera parte de este proyecto es un estudio psicosocial que nos va a permitir saber cuál es la población con discapacidad que tiene Uninorte, que se extiende no solo a estudiantes, administrativos, profesores de tiempo completo o catedráticos, sino también a sus familias. Lo que queremos es que las personas que visiten el campus sientan que están en una universidad realmente inclusiva”, explicó la gestora del programa, Paola Alcazar, directora de Extensión de Uninorte.

Es por ello que la Universidad ha requerido la colaboración de todos sus colaboradores en el diligenciamiento de una encuesta que permitirá censar el número de empleados y sus familias con alguna discapacidad, así como conocer puntos de vista acerca de la accesibilidad tanto en el campus como en la ciudad de Barranquilla, para determinar las principales dificultades que la afectan y trazar políticas en pro de una universidad inclusiva.

Para Tatiana García Osorio, estudiante de primer semestre de Ciencias Políticas, el planteamiento y divulgación de este tipo de proyectos representa para la Universidad “un interés por cambiar y mejorar”.

Tatiana, quien debido a una neuropatía hereditaria motora (Síndrome de Charcot-Marie-Tooth) se le dificulta caminar sin ayuda, relata que antes de ingresar a Uninorte visitó “varias universidades, pero esta fue la que me recibió con las puertas abiertas; me dijeron que acá iba a haber gente que me iba a ayudar”.

Sin embargo, Tatiana reconoce que aunque la Universidad va muy bien en cuanto a su “nivel de accesibilidad, en comparación con el resto de universidades de la costa”, aún hay espacio para mejorar. “Falta educación en el uso de ascensores. Hay gente que va para el segundo piso y usa el ascensor (bloque G) y no tienen discapacidad. Pienso que es hasta saludable subir por la rampa y por las escaleras”.

Paralelamente a la encuesta se ejecutará la segunda parte del proyecto Uninorte Inclusiva, que comprende un diagnóstico y estudio de los edificios de posgrados y la Biblioteca. Según explicó Alcázar, consiste en “revisar qué tan accesibles son estos dos edificios, qué tenemos, con qué contamos, cómo mejoramos lo que tenemos y qué necesitamos para volverlos cien por ciento accesibles”.

Al respecto, Tatiana García considera que los cambios positivos en materia de accesibilidad en la Universidad no han cesado a lo largo de las últimas dos décadas.

De acuerdo con el profesor Jaime Cotes, quien ingresó como estudiante en 1995, hasta culminar su pregrado en Ingeniería Eléctrica y posteriores posgrados —es catedrático en las Escuelas de Negocios e Ingeniería desde hace 8 años—, la Universidad era “totalmente inaccesible” cuando llegó por primera vez.

Cotes, quien se moviliza en silla de ruedas, fue testigo de la construcción de instalaciones que siguen todas las normas de accesibilidad, como el Coliseo, el Café Du Nord, así como baños, estacionamientos y rampas para discapacitados.

“Desde principios de siglo que se trazó este plan estratégico siempre fueron escuchadas mis propuestas y mis planes y todo se ha hecho a cabalidad, completando el abanico de necesidades para discapacitados”, recalcó Cotes, añadiendo que es menester que estas obras vayan acompañadas de campañas de concientización para personas que no están en situación de invalidez, pues nadie está exento de quedar discapacitado.

Los resultados de la encuesta de Uninorte Inclusiva, a la cual se puede acceder aquí (http://questionpro.com/t/CSgkdZPpNAE), serán presentados a la comunidad académica el 17 de septiembre de 2015.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s